23JUL
Categoría: Respiración|Comentario: 2|Lecturas: 4920|Publicado: 23/7/2017 |


CÓMO TOCAR CON MÁS AIRE SI ERES UN MÚSICO VETERANO

El proceso de envejecimiento comienza a ser un problema importante en los músicos de viento a partir de los 45 años de edad.

A lo largo de la mayor parte del s. XX era común que la mayoría de los músicos profesionales de viento, sobre todo los de viento metal, se retiraran cuando rondaban los 50 años.

Sin embargo, desde el último cuarto del s. XX y con el desarrollo de las técnicas interpretativas, podemos ver músicos profesionales tocando muy bien ya entrados los 70 años de edad.

Este proceso, además de afectar a los profesionales, también tiene un gran impacto en los músicos amateurs que ven cómo la reducción de su capacidad respiratoria afecta seriamente a su forma de tocar.


El presente artículo pretende arrojar luz sobre esta problemática a la que todos los músicos de viento vamos a enfrentarnos tarde o temprano.

Además, también quiere aportar diversas propuestas para ralentizar este proceso y seguir disfrutando de la música a cualquier edad.

La pérdida de capacidad pulmonar


La capacidad pulmonar es uno de los aspectos que más se ven afectados por el envejecimiento.

La disminución de nuestra capacidad pulmonar está directamente relacionada con la pérdida de flexibilidad de nuestros músculos cuando envecejen, por ello, es de suma importancia que los músicos de viento realicen deporte entre dos y tres veces por semana.

Los sintomas de este proceso se evidencian cuando sentimos la necesidad de respirar más a menudo para conseguir la misma cantidad de aire.

Esto se suele percibir cuando al interpretar una frase musical que hace 10 o 15 años se podía tocar fácilmente en una sola respiración ahora es mucho más difícil de realizar.

Cómo tocar con más aire


El envejecimiento es un proceso natural que no es posible evitar, pero sin duda tenemos a nuestro alcance la posibilidad de ralentizarlo y disminuir su efecto en nuestra práctica musical.

A continuación veremos 5 acciones que serán de gran utilidad si las practicamos de forma continuada.


1º - Respira eficazmente

Si queremos disfrutar de una larga carrera musical debemos perseguir, casi de forma obsesiva, que nuestra respiración sea lo más eficaz y profunda posible.

Si respiramos de forma superficial, lo que ocurrirá es que al envejecer utilizaremos la misma actividad respiratoria pero obteniendo menores resultados en lo que a la cantidad de aire inhalada se refiere. Esto hará que, para estos músicos, sea muy díficil continuar tocando a un gran nivel por encima de los 55 años de edad.

Por el contrario, si desarrollamos unos hábitos respiratorios adecuados podremos superar este proceso natural tan solo tomando grandes respiraciones.

Esto significa que debemos trabajar de forma concienzuda los ejercicios respiratorios para que cuando subamos al escenario los tengamos bien integrados en nuestra práctica instrumental.


2º - Practica ejercicios respiratorios

Sin duda alguna, la realización concienzuda y continuada de ejercicios respiratorios es una de las mejores formas de combatir el proceso de envejecimiento.

Yo siempre recomiendo realizar ejercicos respiratorios con el tubo respiratorio antes y durante la práctica instrumental.

Dentro de este apartado también deberíamos incluir el trabajo con la boquilla , ya que en mi opinión es también un fantástico ejercicio respiratorio.


3º - Usa aparatos respiratorios

El uso de los aparatos respiratorios que a día de hoy existen nos permitirán potenciar el trabajo desarrollado previamente con los ejercicios respiratorios.

Además, con ellos trabajamos nuestra capacidad pulmonar de forma mucho más visual y podremos medir nuestros avances fácilmente.

A continuación os dejo el enlace a los 3 aparatos que yo recomiendo para trabajar la respiración:
Incluyen un vídeo explicativo de cómo usarlos.



4º - Más respiraciones y mucho más completas

Sin duda, cuando se llega a una determinada edad es necesario respirar más frecuentemente que en el pasado.

Para ello, debemos buscar cuál es la mejor forma de realizarlo para que afecte lo menos posible a nuestra calidad artística.

También podemos paliar esta situación realizando respiraciones aún más grandes que las que realizábamos hace 10 o 15 años para así, acercarse lo máximo posible a la cantidad que se inhalaba entonces.

Estos también se puede conseguir buscando los mismos objetivos musicales que se conseguían cuando se era más joven.

Esta referencia musical nos ayudará a encontrar el camino técnico.


5º - El factor psicológico

El proceso de envejecimiento no solo incluye el deterioro de algunas de nuestras capacidades físicas, si no que también produce un cambio en la actitud que se traduce en una disminución de nuestro entusiasmo por tocar.

Los estudios consultados demuestran que se produce un cambio de perspectiva.

Cuando somos jóvenes estamos ansiosos por demostrar lo bien que podemos tocar los pasajes más difíciles.

Confiamos en nuestras capacidades y no tenemos miedo a que algo pueda ir mal.

Sin embargo, cuando vamos envejeciendo, comenzamos a ser más cautelosos y solemos preguntarnos... ¿Y si?, ¿Y si fallo esta nota?... Es decir, realizamos pensamientos negativos en vez de positivos.

Esto es muy peligroso para un músico de viento, ya que no estaremos enviando a nuestro cerebro el estímulo correcto, lo cual nos puede llevar a no conseguir la respuesta física que buscamos.

Por el contrario, si durante toda nuestra vida musical realizamos los procesos técnicos e interpretativos de forma correcta, (respiración, vibración, canto, etc.) los conocimientos almacenados en nuestro cerebro nos darán las respuestas correctas de forma automática.

Conclusión


Todo lo aquí visto muestra que el músico de viento puede difrutar su instrumento durante toda su vida si realiza las acciones ya comentadas de forma precisa y continuada.

Si eres músico de viento amateur te animo a practicar estos ejercicios y pronto verás la gran mejoría.

os animo a dejar vuestras opiniones y experiencias sobre este tema en los comentarios. Gracias