13MAY
Categoría: Tuba|Comentario: 1|Lecturas: 1408|Publicado: 13/5/2018 |


SONATA DE GÁRDONYI, LA PRIMERA OBRA PARA TUBA Y PIANO

Entre 1948 y 1951, el compositor húngaro Zóltan Gárdonyi compuso su sonata para tuba, convirtiéndose así en la primera obra para tuba y piano en la historia del instrumento.

Si eres un amante de este instrumento ya sabrás que la tuba se creó en Prusia en 1835.

Esto hace que la producción musical dedicada a la tuba sea aún bastante limitada si la comparamos con otros instrumentos de metal como la trompa o la trompeta. 

Así, no será hasta mediados del siglo XX cuando los compositores comiencen a tener interés por la tuba, motivados sin duda por la gran mejora técnica y musical de los tubistas. 


Zóltan Gárdonyi


Gárdonyi nació en Budapest en 1906 y provenía de una familia de músicos. 

Su madre, la pianista María Weigl, estudió en la Academia de Música Franz Liszt con István Thomán, alumno del propio Liszt y con el propio Béla Bartók.

A la edad de 17 años, Gárdonyi comenzó sus estudios de composición con Zoltán Kodály, siendo también alumno de Paul Hindemtih y de Arnold Schering en Berlín. 

Entre 1941 y 1967 fue profesor en la Academia de Música Franz Liszt y también dirigió la facultad de música sacra protestante hasta que fue cerrada por los comunistas en 1949.

Su obra incluye música sacra, obras orquestales y música de cámara, entre las que se encuentra la Sonata para Tuba y Piano, compuestas entre 1948 y 1951.

Además de la composición, Gárdonyi también realizó trabajos musicológicos, sus investigaciones consiguieron hallazgos relacionados con Bach y Liszt, siendo publicados en Alemania, Suecia y los Estados Unidos. 

En 1972 Gárdonyi se trasladó a Alemania junto a su familia y murió en 1986 en la ciudad Herdord, unas semanas después de cumplir los 80 años.


Sonata para tuba y piano


Hasta el descubrimiento de esta obra a mediados de la década de 1990, se pensaba que la primera composición para tuba y piano era la sonata de Paul Hindemith, compuesta en 1954. 

ATENCIÓN: Gracias a la amabilidad de uno de los lectores del blog se ha producido una actualización sobre la información que acabas de leer. Puedes acceder a ella al final de este artículo. 


Esta sonata fue encontrada en un cajón de la habitación donde Gárdonyi solía trabajar y fue estrenada en Dresden el 30 de mayo de 1998, casi 50 años después de su creación, por el tubista Markus Hötzel, tuba de la Orquesta Sinfónica del Estado de Dresden

La obra está dividida en tres movimientos:

  • Allegro moderato
  • Lento
  • Poco Allegro


Análisis:


Esta sonata es un fantástico ejemplo del tratamiento de la forma sonata por los compositores del siglo XX, donde las estructuras generadas durante el reinado de la tonalidad se ven alteradas por la introducción de otros procedimientos y planteamientos formales.

Tan solo con un análisis superficial de la obra, ya se observa una de las características propias de muchas de las composiciones del siglo XX, la simetría, y es que la obra comienza y termina exactamente de la misma forma, lo cual le confiera una clara unidad estructural

El análisis profundo de esta obra será tema de futuros post, ya que tengo la intención de realizar análisis de las obras más representativas del repertorio para tuba y bombardino

Desde el punto de vista musicológico, y tal y como afirma su hijo Zsolt, esta sonata ocupa un lugar especial en las composiciones de Gárdonyi, ya que usa los materiales temáticos de los movimientos 1º y 3º en su sonata de dos movimientos para Contrabajo y piano que compuso en 1957. 



Tratamiento de la tuba:


Por último es importante destacar el uso extensivo que hace de la tuba.

Gárdonyi explota todos los recursos sonoros del instrumento.

En el primer movimiento con pasajes es el registro pedalsobre agudo, el segundo movimiento demanda un dominio de la subdivisión rítmica y de la expresividad melódica y en el tercero un virtuosismo técnico por parte del intérprete. 

Por ello, esta sonata se ha convertido en una obra muy demandada para ser interpretada en los estudios superiores y en recitales de tuba y piano

Si estás interesado en comprar esta obra pincha AQUÍ

ACTUALIZACIÓN

Escribir un blog tiene grandes beneficios para su creador, uno de ellos es la continua actualización a la que te somete, y aquí tenemos un claro ejemplo.

Pasados 5 días de la publicación de este post,  Félix tuvo la generosidad de escribir un comentario en el que informaba de que tenía constancia de que el compositor Bartolomé Pérez Casas, había escrito su Fantasía para tuba y piano varios años antes que la Sonata de Gárdonyi

Yo era conocedor de la existencia de esta Fantasía para tuba y piano de Pérez Casas, pero desconocía totalmente la fecha de su creación

Gracias al comentario de Félix, decidí indagar un poco más y para ello realicé una llamada a Miguel Moreno, Catedrático de Tuba en el Conservatorio Superior de Valencia, ya que él ha realizado una investigación sobre esta obra.

En la web de la Asociación Española de Tubas y Bombardino (AETYB), existe un artículo escrito por el propio Miguel donde cuenta de primera mano todo lo que sabe sobre esta obra. (Acceso limitado a socios de AETYB)

Muy amablemente, Miguel Moreno me contó que todos los indicios apuntan que esta composición de Pérez Casas fue realizada entre los años 1901 y 1909, casi 45 años antes que Gárdonyi.

Todo esto demuestra que esta obra sería una de las primeras composiciones para tuba y piano de las que se tiene constancia y no la Sonata de Gárdonyi, como yo pensaba. 

La Fantasía para tuba y piano de Pérez Casas fue editada por el propio Miguel Moreno y puede ser comprada en el siguiente enlace AQUÍ.

Gracias a todo esto he decidido recopilar toda la información para hacer un post dedicado a esta obra.

Por último, quiero volver a agradecer el comentario de Félix y la amabilidad de Miguel Moreno

_________

Para finalizar os dejo dos vídeos con la interpretación de esta sonata a cargo del tubista americano Benjamin Pierce