29OCT
Categoría: Música|Comentario: 1|Lecturas: 2478|Publicado: 29/10/2017|


EL FUTURO LABORAL DEL MÚSICO

En este momento de "post-crisis" todos los que nos dedicamos a la música nos preguntamos qué nos deparará el futuro laboral.



Sin duda, este es un tema que como profesor me preocupa bastante. Ya que mi primer deseo es que mis alumnos puedan dedicarse profesionalmente a su pasión, la música.

Consciente de la situación actual, intento aportar mi granito de arena para darles un plus de información sobre por donde se mueve la empleabilidad en el sector musical.

¿Cuál es la situación actual?


En mi opinión, la situación del mercado laboral al que se enfrenta el músico español es bastante complicada.

Las vacantes ofertadas anualmente en los puestos de trabajo tradicionales (orquesta o banda) apenas llegan al medio centenar.

Similar situación tenemos en lo que respecta a la docencia musical, donde el número de plazas convocadas para los conservatorios se ha reducido drásticamente.

Algo más de movimiento se puede ver en lo que se refiere a las escuelas municipales de música y también en el sector privado, academias y bandas de música.

Un entorno cambiante


Nos ha tocado vivir en una era líquida, en la que todo va muy rápido y es cambiante.

No estamos en una época de cambios, si no en un cambio de época


Estos cambios que estamos viviendo son exponenciales, la tecnología avanza a pasos agigantados.

Esto se contrapone a la forma lineal de pensar del ser humano.

Esta situación trae consigo una importante transformación del paradigma laboral y con ello un cambio muy grande en la sociedad, el cual ya es bastante evidente.

Según la OCDE, España perderá 3 millones de empleos en los próximos 10 años a causa de la inteligencia artificial, los automatismos, los drones y la impresión 3D.

Esto, entre otras muchas cosas, traerá un cambio en la edad de jubilación, la cual se va retrasar muchísimo. Expertos afirman que aquellos trabajadores que ahora tengan 40 años aún tienen por delante más del 65% de su vida laboral.

Como podréis suponer esto implica grandes cambios en nuestra sociedad.

Por ello hemos de adquirir una mentalidad abierta y buscar un trabajo que nos apasione siendo así más compatible con una carrera profesional muy larga.


Knowmads del conocimiento musical


Está claro que el futuro está en ser un Knowmad del conocimiento musical.

Este término es un neologismo que utiliza la unión de dos palabras inglesas: Know (conocimiento) y mad (nómada) y hace alusión a un nuevo perfil profesional que será el que más crezca en los próximos años y que viene a ser una versión superior a lo que conocemos como un freelance, muy digitalizado y actualizado a los nuevos tiempos.

Esto, llevado a nuestro sector, supone un cambio de mentalidad bastante importante respecto a nuestra idea de músico, el cual centra la mayor parte de su actividad en la práctica del instrumento.

Esto ya no es suficiente, ahora también es necesario dominar otras habilidades que, a priori, poco tienen que ver con la música pero sí con la nueva sociedad que se avecina.

Queramos o no, estamos en una era hiperconectada e hiperdigitalizada, por lo que es necesario que el músico posea competencias digitales ya que estas serán de capital importancia para mejorar nuestra empleabilidad.

La adaptación del músico a las nuevas tecnologías mejorará su empleabilidad


Todos podemos ver como nuestra sociedad se está volviendo cada vez más tecnológica y competitiva, lo que quiere decir que tarde o temprano también llegará a la música.

Es por ello que cuanto antes entendamos la importancia de los cambios que se avecinan, antes pondremos adaptarnos a la nueva realidad.

Por lo tanto será necesario adquirir un nuevo perfil profesional: El perfil Knowmad


En estos momentos es necesario reinventar al músico del siglo XXI

¿Cómo adaptarse a este mercado laboral tan cambiante?


Durante los últimos años he estado siguiendo a los expertos que estan contando las grandes transformaciones que trae consigo la cuarta revolución industrial que nos ha tocado vivir.

De ellos he aprendido las siguientes lecciones:

  • Aprendizaje continuo: En un mundo cambiante hemos de estar lo más actualizados posible, por ello, poseer una mente abierta, dominar idiomas y viajar mucho serán de gran ayuda para el músico del s. XXI.
  • Ser experto en tu campo: Para sobresalir en este mundo con tanto ruido, hemos de trabajar en lo que nos apasiona y convertinos en expertos de ese campo, así tendremos muchas posibilidades de hacernos visibles.
  • Aportar valor añadido: esta será una de las claves de la empleabilidad del s. XXI, qué podemos hacer que nos diferencia de los demás.
  • Dominio de la tecnología aplicada al campo musical: Esto será decisivo para poder vivir de la música, ya que en la próxima década se destruirán y crearán numerosos puestos de trabajo, la mayoría relacionados con el despegue tecnológico.
  • Internet como zona de juego: Es evidente que internet lo ha cambiado todo, pero las transformaciones más importantes están por llegar. Es por ello que los músicos debemos dominar las diversas plataformas de comunicación y comercio que nos brinda el mundo 2.0. (redes sociales, web, blog, youtube, Comercio electrónico, elearning, etc.)
  • Cuidado de la marca personal: Este aspecto será capital para el músico que deberá aprender a cuidar y gestionar a lo largo de su extensa vida laboral.

El músico emprendedor


Lo sé, estarás preguntándote a dónde conduce todo esto.

Pues en mi opinión, el futuro laboral del músico se sitúa en el emprendimiento.

Este término, actualmente está muy de moda en otros sectores laborales pero apenas ha llegado al mundo musical, o al menos al sector de los músicos clásicos acomodados en los trabajos tradicionales antes comentados, ya que es un concepto mucho más común en el mundo del jazz, la música barroca y el flamenco, donde están mucho más familiarizados con esta forma de vida.

Esta forma de trabajo lleva muchos años de funcionamiento en los países anglosajones como Estados Unidos, Canadá o Gran Bretaña y sin duda, guste o no, es una tendencia que ha llegado a Europa para quedarse.

En mi opinión, el principal problema radica en que el sistema de educación musical NO está preparando a la nuevas generaciones para lo que se avecina.

Muy pocos son los centros superiores que abordan de forma clara y contundente la preparación de los estudiantes para el nuevo mercado laboral.

Ahora mismo, tan solo algún centro educativo europeo de referencia ha comenzado a tomar medidas.

Es el caso del Conservatorio de Amsterdam, donde acaban de instaurar un programa formativo llamado EL ARTISTA EMPRENDEDOR, en el que impartirá docencia el violinista español David Peralta, que es experto en redes sociales y Social Media Manager para el sector cultural.

En nuestro país ya hay jóvenes músicos que se están atreviendo a emprender, tal y como lo atestigua el post titulado EL Músico Emprendedor, realizado por el trombonista y experto en marketing digital Miguel Galdón,

Sin duda una iniciativa que debería servir de ejemplo para muchos centros de toda Europa y en especial de España

Para saber más sobre el futuro laboral que se avecina te recomiendo leer el libro de Raquel Roca: Knowmads