21OCT
Categoría: Metales|Comentario: 3|Lecturas: 4323|Publicado: 21/10/2017|


CÓMO TRABAJAR LAS NOTAS PEDALES EN LOS INSTRUMENTOS DE VIENTO METAL

El dominio del registro pedal en los instrumentos de viento metal es un aspecto fundamental para tocar bien el instrumento.


Como profesor de tuba y bombardino doy mucha importancia las notas pedales.

En mis clases, trabajo este aspecto tan temprano como me sea posible, llegando a introducirlo ya en el tercer trimestre del primer curso de grado elemental.

Bajo mi punto de vista, dominar las notas pedales tiene grandes beneficios para la práctica instrumental.

Esta práctica es muy útil para todos los metales, pero en especial para los graves,  como el trombón, bombardino y tuba.

Antes de profundizar en este concepto, vamos a detenernos en el origen de esta palabra.

¿Qué son las notas pedales?


Este nombre proviene de las notas más graves del órgano de tubos, las cuales se tocan accionando unos pedales con los pies.


Las notas pedales son una característica única de los instrumentos de viento metal.

Se trata de una nota que es la frecuencia fundamental de la serie armónica que produce un tubo cerrado. Esta nota se forma gracias a la campana del instrumento y al llamado "efecto campana", que produce la elevación de las resonancias más graves del tubo cerrado.

Esta nota surge cuando los labios del músico vibran en la frecuencia del tono pedal, los armónicos superiores contribuyen a la producción de la nota pedal deseada.

Este efecto suele denominarse como "Fundamental ficticia", la cual es muy útil para los músicos de viento metal, sobre todo trombones, bombardinos y tubas.


Beneficios de las notas pedales

En líneas generales podemos destacar los siguientes:

  • DESARROLLA EL FLUJO DEL AIRE: Por cada octava que se baja, la demanda de aire se duplica, por lo tanto, trabajar el registro pedal requiere dos veces más cantidad de aire que el registro medio.
  • REDUCE LA PRESIÓN CONTRA LA BOQUILLA: Las notas graves y pedales requieren que entre en funcionamiento más cantidad de labio, esto se consigue liberando presión de los labios contra la boquilla, lo que provoca una relajación de la embocadura.
  • PONE EN PERSPECTIVA EL RESTO DEL REGISTRO: En mi opinión, este es uno de los beneficios más importantes. Si trabajamos de forma correcta las notas pedales, estaremos poniendo en perspectiva el resto de registros, lo cual suele significar que no es necesario tocar con tanto esfuerzo y/o presión en los registros superiores. Esto da como resultado una mejora del registro agudo y sobreagudo.
  • MEJORA GENERAL DEL SONIDO: Todo lo anterior produce una mejora general del sonido en todo el rango del instrumento.

La importancia de la embocadura


Es importante decir que el trabajo del registro pedal puede NO ser útil a cierto tipo de instrumentistas que, por diversas razones, han desarrollado un tipo de embocadura que no "encaja" bien con las notas pedales.

Es por ello que debemos poner mucha antención en la formación de una correcta embocadura, para que se adapte bien a nuestras características y que luego nos permita desarrollar los diferentes registros del instrumento.

Aquí vemos la embocadura del trompetista Arturo Sandoval.


Tipos de embocaduras:


En su libro Trumpet Pedagogy, Hickman, trompetista y pedagogo americano, describe dos tipos de embocadura:

  • MANDíBULA FIJA: Esta embocadura comienza con un razonable alineamiento vertical de los dientes, a la vez que la mandíbula inferior se encuentra en su posición natural, es decir, conectada al cráneo por la junta temporomandibular. Este tipo de embocadura permite que las comisuras de los labios estén fijas y firmes, amortiguando los labios contra la boquilla.
  • MANDíBULA FLOTANTE: este tipo es usado por muchos músicos que no poseen una correcta alineación dental. En ella, la mandíbula inferior se encuentra adelantada para conseguir un mejor alineamiento de los dientes frontales. Aquí, las comisuras de los labios deben estar firmes pero en líneas generales apuntan ligeramente hacia abajo.

Es en la formación de la embocadura donde el profesor juega un papel muy importante, aunque, si no disponemos de uno, también podemos trabajar delante de un espejo para controlar cómo evoluciona. 


Cómo trabajar las notas pedales

A continuación abordo una serie de pautas que nos ayudarán a trabajar nuestro registro pedal.

  • PASO A PASO: Lo ideal es iniciar su practica partiendo desde las notas que mejor dominamos hacia las que no. Lo más recomendable es empezar en el do grave e ir descendiendo de forma cromática lo mas lento posible siembre buscando un gran sonido. Cuando lleguemos a las notas pedales que no salen bien, lo más recomendable es volver a la nota anterior que sí dominamos e insistir realizando pequeños cambios en la embocadura, en la presión y el flujo del aire.
  • NUNCA FORZAR EL SONIDO: Intentar conseguir las notas pedales de esta manera es muy negativo. El registro pedal necesita aire relajado y suave.
  • SOPLA CON SUAVIDAD: Como acabo de decir, soplar suave es una de las mejores técnicas para mejorar en el registro pedal. Esto se consigue soplando como si estuviéramos haciendo vaho en el interior del instrumento. Esta técnica es muy usada por Alfonso Mollá , profesor de tuba en el Conservatorio Superior de Música del Principado de Asturias, y se fundamenta en que la vibración de las notas pedales es muy lenta, y por ello es necesario que el aire que las genere tambien lo sea.
  • ABRE LA MANDÍBULA: Según vayamos descendiendo hacia el registro pedal, es recomendable ir abriendo la mandibula ya que esto facilitará tocar estas notas con mayor calidad.
  • AHUECA EL INTERIOR DE LA BOCA: Este es un concepto que aprendí del gran Mel Culbertson, quien siempre animaba a recordar la posición ahuecada de la boca cuando comemos una "patata caliente", ya que con este hueco el sonido del instrumento mejora mucho.
  • TOCA TODO EN OCTAVA GRAVE: Este fue uno de los ejercicios que más me ayudó a mejorar el registro grave y por ende el resto de registros. Trabajar estudios, métodos y obras una o dos octavas graves te obligará usar con el doble de aire y sin apenas tensiones

Ejercicios de notas pedales


A continuación os dejo tres ejercicios que, a modo de ejemplo, pueden servir de guía para iniciar el trabajo del registro pedal.

Los ejercicios son fácilmente aplicables a todos los instrumentos de viento metal.

Como ya dije antes, lo ideal es empezar desde una nota que dominemos y con digitación al aire, como puede ser el do, el sib o el fa, dependiendo del instrumento.

Ejercicio 1: Trompeta y trompa extraídos del libro How to blow your onw instrument.


Ejercicio 2: Tuba y trombón en octava aguda.


Ejercicio 3: Tuba y trombón en octava aguda


Recomendación final

Para completar el trabajo del registro pedal, hemos de trabajar su conexión con los registros superiores.

Por ello es muy recomendable trabajar escalas y arpegios desde el registro pedal y hacia los registros superiores.

Esto ha de hacerse de forma fácil y sencilla y en la que la calidad sonora no se vea comprometida cuando se pasa de un registro a otro.

Por lo tanto, recomiendo potenciar las dos habilidades imprescindibles que todo músico debe poseer:  PACIENCIA Y TRABAJO CONTINUO