23SEP
Categoría: Boquilla|Comentario: 5|Lecturas: 14464|Publicado: 23/9/2016 |


¿BOQUILLA EN V O BOQUILLA EN C?

En este post abordaremos las diferencias entre las boquillas en V y en C.


Copa en "V"


Generalmente, las boquillas con copa en forma de V producen un sonido más claro y favorecen su proyección.

Esto se debe a que este tipo de copa canaliza eficazmente el aire, lo cual hace que fluya con más rapidez.

Stork en su libro "Todo lo que hay que saber sobre la boquilla" dice: Aire rápido = sonido brillante


La forma en "V" actúa como si se alargara la parte cónica propia del instrumento. Este fenómeno de canalización hace que el aire circule velozmente. Esta es la razón por la que las boquillas en V son más comunes en instrumentos cónicos como las trompas, los fluegelhorn y muchas tubas.

Esta velocidad, sumada al tono claro que provoca la forma de la copa, contribuye a una mejora en la proyección general.

Copa en "C"

Esta forma provoca resistencia al paso del aire, reducicendo su velocidad y produciendo así un sonido oscuro.

Este diseño es una extensión de los tubos cilíndricos que encontramos en las trompetas, trombones y algunos tipos de tubas.

En el Barroco había boquillas con una perfecta forma en C, su fondo era prácitamente llano, sin ensanchamiento del granillo, lo cual ofrecia una fuerte resistencia que complementaba perfectamente a las trompetas naturales.

En la imagen vemos las diferencias entre la copa de las trompetas barrocas (izquierda) y la copa de las boquillas actuales (derecha).


Otros aspectos a tener en cuenta:


La produndidad:

Para Stork las copas profundas favorecen el sonido grande, mientras que las copas poco hondas permiten tocar notas agudas.  El propio autor recalca que no hay reglas absolutas en lo que a la boquilla se refiere, ya que el factor humano es muy importante.

Por otro lado, para Bach, una copa produnda y/o de gran diámetro produce que la afinación baje, por el contrario, una copa estrecha y/o poco profunda produce que la afinación suba. (Aquí suma un parámetro más, el diámetro).

Por lo tanto, es importante que la copa de nuestra boquilla sea acorde con la afinación general del instrumento. Debido a las diferencias de la embocadura, la columna del aire y la cavidad oral entre los músicos, debemos elegir una copa que mejore la afinación general del instrumento.

La correcta profundidad de la copa depende de la afinación y de la longitud del instrumento y, en cierta medida, del taladro o granillo. Por ejemplo, que una trompeta piccolo Bb suene brillante requiere una copa poco profunda, mientras que el tono oscuro y cálido de un fluegelhorn exige el uso de una copa profunda. Por esta razón, no se recomienda el uso de boquillas de trompeta o corneta en el fluegelhorn.

El diámetro:

Bach, en su Manual sobre la boquilla, afirma que el diámetro grande permite soportar boquillas de copa profunda, lo que tiene los siguientes beneficios:

  • Resgitro natural, compacto y uniforme.
  • Mejor control de los labios.
  • Mayor flexibilidad.
  • Evita el fallo de notas.
  • Mayor comodidad.
Todo esto permite una buena calidad sonora, incluso cuando nuestros labios están hinchados de tanto tocar.

Por otro lado, una indicación de que usamos una boquilla demasiado pequeña es cuando aparecen sonidos divididos.

Según Bach, una copa pequeña no permite vibrar los labios de forma eficiente, evitando que el músico produzca un sonido rico y completo. Esta falta de sonoridad obliga al músico a ejercer más presión con el labio, usando así más aire del que la boquilla es capaz de soportar, creando un sonido estridente.

En la siguiente imagen podemos ver los diversos tipos de profundidades y diámetros.

La opinión de Stork al respecto es:

Diámetro demasiado pequeño:

  • Debilidad del registro grave.
  • Mala colocación, provocando la disminución de la resistencia y heridas en los labios.
  • Mala calidad del sonido.
Díametro demasiado grande:

  • Falta de registro agudo.
  • Falta de resistencia.
  • Problemas de afinación.
  • Sonido de calidad oscuro o débil.
  • Falta de soltura para realizar ligados o saltos rápidos y precisos.

Las boquillas actuales

A día de hoy, la inmensa mayoría de las boquillas no son "puras" en lo que respecta a la forma de su copa. Estas suelen tener una relación proporcional entre las dos formas clásicas.

Por ejemplo, las copas en forma de V suelen fabricarse con los tabiques ligeramente curvados, esto hace que el sonido muestre características propias de la copa en C, es decir, profundidad y calidez.

Por suerte, los fabricantes crean nuevas boquillas constantemente, unas más estandar y otras mucho más personalizadas. Incluso hay modelos creados por conocidos intérpretes con caracterísitcas especiales, esto permite que el músico de metal tenga acceso a una amplia gama de equipamiento que le permita cubrir sus necesidades.

Para finalizar, os quiero dejar una reflexión personal.

De forma periódica recibo consultas preguntando qué tipo de boquilla es mejor para tal o cual cosa y siempre contesto lo mismo:

Elegir una boquilla es algo muy personal que ha de perfilarse siguiendo el método "prueba y error", y lo que más importa es CÓMO Y CUÁNTO SE PRACTICA el instrumento, ya que:

 Ninguna boquilla puede suplir las horas de estudio y práctica necesarias para dominar una habilidad como es tocar un instrumento.

Bibliografía utilizada para elaborar este artículo:

  • Stork: Todo lo que hay que saber sobre la boquilla.

You can buy the "Todo lo que hay que saber sobre la boquilla" clicking HERE.

Si estás interesado en mejorar tu dominio sobre la boquilla, aquí te dejo mi E-Book. En él encontrarás ejercicios para dominar la boquilla de forma eficiente.