20OCT
Categoría: Formación|Comentario: 2|Lecturas: 6249|Publicado: 20/10/2018|


5 PASOS PARA AFINAR TU INSTRUMENTO DE VIENTO

En el siguiente post vamos a adentrarnos de la forma más didáctica posible en cómo afinar nuestro instrumento de viento.

La afinación de un instrumento de viento, ya sea de madera o de metal, es algo complejo y difícil para la mayoría de los músicos.

¿Qué significa afinar con otros?


Afinar es un proceso de aprendizaje bastante largo en el que nuestro cerebro aprendecomparar el sonido que emitimos con el sonido que emiten los otros miembros del grupo. 

Es importante dejar claro que tocar afinado NO es modificar la bomba general, la boquilla o el barrilete

Afinar es un proceso continuo de escucha y ajuste de cada nota que tocamos, en relación a las notas que suenan alrededor nuestro.

Por lo tanto, la cuestión no radica en si estamos afinados, sino más bien, si tocamos afinados

Trabajo en equipo

Tal y como se puede intuir, la afinación es una tarea de equipo.

Por ejemplo, si en una banda tan solo una músico esta desafinado, toda la agrupación se sentirá incómoda con la afinación. 

Es por ello que cualquier tipo de agrupación, desde un dúo, pasando por un quinteto de metales o de viento, hasta un brass band o una banda de música han de realizar un trabajo específico de afinación

Es por ello que este es uno de los aspectos que se trabajarán en el Seminario: Disfruta tocando tu instrumento de viento metal que se realizará en Toro, Zamora, el 10 y 11 de noviembre de 2018.

Oído absoluto y oído relativo


Todos conocemos a músicos que poseen el llamado "oído absoluto", que es la habilidad para reconocer de forma inmediata cualquier nota sin tener una nota previa de referencia, ya sea tocada por otros o por él mismo. 

Grandes músicos como clásicos como Beethoven, Bach, Mozart, Bartok y otros más modernos como Miles Davis, Frank Sinatra, Barbra Streisand o Stevie Wonder han tenido o tienen oído absoluto. 

Por otro lado, todos los que no disponemos del oído absoluto tenemos la capacidad de trabajar nuestro oído relativo. El objetivo es aprender a identificar intervalos, tonalidades y notas musicales de manera aproximada. 

Estudios recientes indican que el desarrollo del oído absoluto requiere tanto de un componente genético como de un temprano entrenamiento musical

De cualquier forma, todos podemos desarrollar un excelente oído si somos comprometidos con nuestra formación y lo trabajamos de forma constante a lo largo del tiempo. 

Si estáis interesados en trabajar vuestro oído relativo aquí os dejo un enlace al canal de youtube de Oído Musical


5 Pasos para afinar 

A continuación se exponen 5 estrategias para aprender a afinar con los instrumentos de viento. 

1º - Detectando la desafinación: los batimientos.

El primer paso para afinar es poder detectar la desafinación de forma inmediata, así podremos modificarla para estar afinados. 

Todo músico que haya tocado con otros ha notado los batimientos en algún momento. Estos aparecen cuando la entonación no es completamente limpia y un tanto desagradable para el que escucha.

La siguiente imagen muestra cómo se forman los batimientos a partir de dos ondas no afinadas. 

Los batimientos se originan siempre que suenan simultáneamente dos alturas de sonido que no coinciden totalmente. 

Cuanto más rápido sean los batimientos, más desafinados estaremos, por el contrario, si los batimientos son lentos se estará más cerca de afinar ambos sonidos. 


Por lo tanto, un buen ejercicio para aprender a afinar es identificar los batimientos modificando de forma intencionada la afinación, para escuchar estos batimientos a diferentes velocidades.


Ejercicios:

  • Pide a un compañero que realice una nota tenida lo más estable posible y toca esa misma nota realizando fluctuaciones de afinación, tanto hacia arriba como hacia abajo de forma lenta y progresiva, para que ambos podáis detectar los batimientos. 
  • Realiza el mismo trabajo pero ahora con intervalos. Primero los justos , 4º, 5º y 8º y luego mayores, comenzando por 3ª y 6ª para luego practicar las 2ª y 7ª.
  • Escalas mayores: Mientras un músico mantiene la nota fundamental de la escala, el otro toca la escala en blancas. Este es uno de los ejercicios más efectivos para educar el oído, ya que tan solo hay que escuchar y sentir los intervalos puros que se van generando. 


2º - Conoce la tendencia de afinación de cada nota.

Para los músicos de viento de gran importancia conocer cómo funciona su instrumento en términos de afinación. 

Cada instrumento tiene particularidades que lo hacen casi único a nivel sonoro y, por supuesto, en términos de afinación

Por lo tanto, es imprescindible que conozcamos cuál es la tendencia general del instrumento en lo que a la afinación se refiere en todos los registros y en todas las dinámicas. 

Para esto disponemos de una fantástica herramienta: El afinador

Este aparato es mucho más exacto que el oído humano y nos ayuda ser más conscientes de los problemas de entonación. 

El afinador nos enseña a conocer las tendencias de nuestro instrumento, a la vez que nos ayuda a controlar la afinación de las notas. 

Usado correctamente, el afinador entrena nuestro oído, no lo remplaza.


Cómo usar el afinador:

Uno de los argumentos que se utiliza comúnmente en contra del uso de los afinadores es que estos animan al músico a afinar a través de la vista en vez de hacerlo usando el oído.

Es cierto que si centramos la mirada en el aparato, variamos la afinación de forma inconsciente para que aparezca la famosa luz verde. 

Es por ello que siempre que usemos el afinador debemos comenzar a tocar la nota con los ojos cerrados y escuchando con nuestro oido. 

Cerrando los ojos abrirás tus oídos. 


Al realizar este ejercicio, en vez de pensar en la afinación, debemos centrarnos en la calidad del tono, buscando el punto en que el sonido es granderico en armónicos

Esta forma de tocar nos ayudará a encontrar el centro de la nota, donde escucharemos cómo el sonido se abre como una flor, ya que esta generando una amplia gama de armónicos.  

Una vez consigamos un gran sonido, es el momento de abrir los ojos, mirar al afinador y ver dónde se sitúa la nota con respecto al centro, si está alta o baja. En este punto no debemos cambiar nada, tan solo recordar o apuntar qué estamos observando y repetir el proceso con el resto de notas, en los diferentes registros.

Una vez hayamos comprobado una amplia variedad de notas, podremos ver que cuál es la tendencia general del instrumento, si alto o bajo y, será en ese momento cuando se debería modificar el instrumento a través de los diversos métodos que cada uno dispone (bomba general, boquilla, barrilete, etc.).

Además, esto también puede ser una indicación de la falta de recursos técnicos o, por ejemplo, de que estamos tocando en la parte alta o baja de las notas en vez de en el centro. 


3º - Problemas de afinación relativos a los instrumentos de viento metal.

Todo músico de metal debería estar familiarizado con los problemas de afinación relativos a la serie de armónicos de su instrumento.

Tal y como se puede ver en la imagen, existen un número de parciales o armónicos que no están afinados de la misma manera que la escala representada por la afinación temperada que puede crear un piano. (estas variaciones, que aparecen marcadas en cents, pueden variar de unas series armónicas a otras)

A esto se suma que el uso de las válvulas (pistones o cilindros) en los instrumentos de viento metal traen consigo diversos problemas en lo que a la afinación se refiere.

Por ejemplo, la combinación de la 1º y 2º válvula produce que el sonido quede alto, lo cual obliga a realizar una compensación, sacando la bomba de la 1ª válvula, y la 3º se construye ligeramente más larga para que el sonido quede un poco bajo.

A parte de estos problemas, la combinación de válvulas produce las siguientes tendencias:

  • 1º y 2º - Ligeramente alto.
  • 2º y 3º - Moderadamente bajo.
  • 1º y 3º - Muy alto.
  • 1º, 2º y 3º - Extremadamente alto. 

Estos problemas de afinación pueden ser mejorados manualmente o con los diversos tipos de sistemas compensados, muy comunes en los bombardinos en sib de pistones. 


Crea tu propia base de datos con la afinación del instrumento:

Por lo tanto, y tras lo visto tanto en el punto 2 como en el 3, todo músico de viento debería crear su propia base de datos o mapa con las tendencias de afinación de su instrumento. 

Este "mapa" nos permitirá recordar qué notas están altas o bajas y, lo más importante, qué sistema podemos usar para corregirlas de forma rápida y fiable, ya sea a través del movimiento de labios, moviendo una bomba manualmente, usando un trigger, o modificando la digitación

Aquí te dejo un enlace a las tablas de digitaciones de todos los tipos de tubas y bombardinos. 


4º - Repercusiones de la dinámica en la afinación

La dinámica tiene una gran influencia en la afinación, sobre todo en los instrumentos de viento.

En principio la intensidad del sonido se regula con la velocidad de la corriente del aire, es decir, con la presión del soplo

Si se sopla con fuerza el sonido será más intenso, pero al mismo tiempo también varía la altura

Curiosamente la dirección es diferente según qué tipo de instrumento:

  • En las flautas de pico, los metales y los instrumentos de doble lengüeta (oboe y fagot), al tocar fuerte la altura sube.
  • En los de lengüeta simple (clarinete y saxofón), tocar fuerte produce que la altura baje

Ocurriendo lo contrario cuando se disminuye la presión

Estos comportamientos deberían estar muy presentes en todos los músicos de viento, para en momentos de dinámicas extremas (ff o pp), se puedan prever las desafianciones. 


5º - La influencia del frío y el calor. 

La temperatura es otro de los factores que puede influir, de forma considerable, sobre la entonación.

En esta caso, las cuerdas y los vientos tienen comportamientos diferentes: mientras que los instrumentos de cuerda no están sujetos a grandes fluctuaciones de temperatura (ya que solo están sujetos a la temperatura ambiente) al tocar, cuando se toca un instrumento de viento se producen importantes diferencias

Esto se debe a que los instrumentos de viento se calientan mucho más por el aire de la respiración

Partiendo de una temperatura ambiente de 20 grados, esta puede verse incrementada en 10 grados a causa del aire expirado del instrumentista, por lo que el instrumento de viento puede alcanzar un total de 30 grados

A pesar de lo que se pueda pensar, cuando el aire se calienta en los instrumentos de viento no varía la longitud de onda, ni tampoco el tamaño, lo que varía es el medio en el que vibra, el cual adquiere un mínimo grado de densidad

Cuanto menor es la densidad de la columna de aire, más rápido vibran sus partículas y más alto es el sonido que escuchamos. Al enfriarse, el aire se contrae, adquiriendo una mayor densidad y las partículas vibran más lentamente

Es por esto por lo que un instrumento de viento frío está bajo y al calentarse sube su afinación. 

Por ello es de gran importancia que, antes de afinar, los instrumento de viento alcancen la temperatura de toque, realizando un buen calentamiento de al menos 20 minutos

En los instrumentos de cuerda, esta temperatura es la del ambiente, pero en los instrumentos de viento es la de la respiración

También es importante saber que los instrumentos de viento metal se calientan más rápido que los de viento madera, pero también se enfrían igual de rápido, de modo que incluso en las pausas breves hay que mantenerlos calientes soplando aire en su interior. 


Bibliografía recomendada:

Para finalizar os dejo varias lecturas recomendadas para poder profundizar aún más en este apasionante mundo de la afinación en los instrumentos de viento. 




Si te ha gustado este post, te animo a compartirlo con todo aquel que pueda estar interesado y en las redes sociales. Muchas gracias