14MAY
Categoría: Tuba|Comentario: 0|Lecturas: 2672|Publicado: 14/5/2017 |


CUÁNDO EMPEZAR A TOCAR LA TUBA BAJA (FA/MIB)

El presente post versa sobre cuándo sería deseable empezar a tocar una tuba baja.

Antes vamos a realizar un repaso sobre los distintos tipos de tubas que existen actualmente y que podemos dividir en dos grupos.


Tipos de tubas


Tubas contrabajas


En esta sección entrarían las tubas en sib y do.

Se trata de instrumentos de mayor tamaño y que estan diseñados para tener un sonido grande, necesario para tocar en orquestas y bandas de música.

Su función es la de sostener la armonía de la orquesta junto con los contrabajos.

En la banda, además de realizar esta función, adquieren el importante papel del bajo continuo.


Tubas bajas


Aquí tenemos las tubas en mib y fa.

Su registro es más agudo y su tamaño suele ser más pequeño que las tubas contrabajas, aunque con excepciones en algunos modelos. 

Su función es la de tocar el repertorio solista además de determinado repertorio orquestal que, por su rápida ejecución y registro agudo, encaja mucho mejor con estos instrumentos.

La mayoría del repertorio de tuba y piano se interpreta con esta tuba, así como los conciertos de tuba solista con orquesta y banda.

Para saber más sobre las tubas en mib os recomiendo leer el post del tubista Eduardo Ruano

Sin temor a equivocarnos, podríamos decir que:

Las tubas bajas (mib/fa) son la parte más divertida de tocar este instrumento


Cuándo empezar a tocar la tuba baja

En los últimos meses he recibido diversas consultas sobre si comprar una tuba en do o tuba en fa, y en la conversación siempre se repetía la misma pregunta:

¿Cuándo se debería empezar a tocar la tuba baja? ya sea en mib o fa.

En mi opinión:

La tuba baja se debería empezar a tocar cuanto antes.

Esto lo argumento con las siguientes razones:

  • Si queremos dedicarnos profesionalmente a la tuba o estudiar superior, sería fantástico tocar la tuba baja, al menos, desde 5º curso de enseñanzas profesionales. Así tendremos un año para habituarnos al instrumento y otro para trabajar el repertorio de las pruebas de acceso a fondo.
  • El cambio a las posiciones de la tuba baja suele ser un poco complejo, por lo cual, cuanto antes nos enfrentemos a ello menos problemas tendremos.
  • Dominar la tuba baja permite demostrar las habilidades técnicas y musicales del instrumentista.
  • Su tamaño reducido hace que sea más fácil adaptarse a ella si se viene de tocar el bombardino o la tuba en do.
  • La gran variedad de repertorio de la tuba baja hace que tocar este instrumento sea divertido y retador, lo cual hace que el tubista esté mucho más motivado y por lo tanto estudie más el instrumento.

Conclusión

En mi opinión, los profesores deberíamos enseñar la tuba baja lo antes posible.

No deberíamos tener miedo a enseñarla ya en el segundo ciclo de enseñanzas profesionales (3º o 4º de E. P.)

Básicamente, se puede hacer cuando el desarrollo físico del alumno lo permita y a partir de este momento empezar a trabajar técnica y obras sencillas en ambas tubas.

Sé que esto significa más trabajo, tanto para el profesor como para el alumno, pero considero que los beneficios a largo plazo son muy positivos, ya que conozco varios ejemplos de ello.